Inicio » Sucesos » Destacamos »

“Salcantay fue mi espacio favorito”

Vanessa es exalumna de la Promoción VI, egresó en el año 1999. No se imaginó ingresar a Harvard pero siempre tuvo claro que quería hacer una maestría. Durante su época en Salcantay le gustaba aprender cosas nuevas y estudiar. También le gustaba cantar (siempre estuvo en el Coro, lo consideraba su espacio de relajo después de clases), aún lo hace y apoya a grupos de música siempre que puede. Le preguntamos qué había cambiado en sus pasatiempos y reconoce que ahora lee más por el simple hecho de leer y lo disfruta.

Lo que más recuerda de Salcantay es la amistad y la camaradería de su promoción: “eran un buen grupo, con buena onda y buenas intenciones”. Siempre se llevó bien con sus compañeras y le gustaba liderar los eventos en los que tenía que representar a la clase. Señala que nunca se sintió  discriminada, ni pasó malos ratos, a pesar de ser una de las pocas descendientes orientales en Salcantay (a muchas de sus primas les pasaba eso en otros colegios).

Compartimos con ustedes la experiencia de Vanessa y su paso por Salcantay:

Yo crecí en un Salcantay más pequeño. Para empezar, estábamos en la linda casa de San Isidro, durante la época de Marga Monforte, a quien le tengo mucho aprecio y estima. Cada vez que el señor Pastor me recibía en la puerta, sentía que entraba a un espacio seguro, bonito y lleno de posibilidades; sobre todo considerando que cuando éramos chicas en el Perú se vivía una época de mucha violencia e inestabilidad por el terrorismo.

¿Cómo imaginas a Salcantay en la actualidad?

Más grande, con mayor diversidad y familias con diferentes historias. Creo que uno siempre debe aprovechar la diversidad y lo especial que cada alumna pueda aportar al colegio, para enriquecer el aprendizaje y la convivencia.

¿Salcantay contribuyó con la persona que eres ahora?

Definitivamente. Salcantay fue mi espacio favorito cuando era niña. Era un lugar donde me sentía valorada y querida, donde podía desarrollarme como persona y como alumna. La educación personalizada que recibí la agradeceré siempre, me permitió conocerme y desarrollarme según mis propias fortalezas y debilidades. Hoy conservo a mis amistades del colegio y nos acompañamos en cada una de nuestras etapas en la vida, por más diferentes caminos que hayamos elegido.

Sobre la etapa escolar, ¿Qué les dirías a las alumnas de Salcantay?

Que aprovechen la educación que el colegio les brinda, y que si sienten que necesitan apoyo, tanto en temas académicos como personales, acudan a la educación personalizada que Salcantay ofrece, donde puedes sentarte a conversar de tú a tú con las profesoras u orientadoras. Se preocupan por ti como una persona integral.

Les recordaría que el mundo es complejo y que muchas cosas difíciles pasan y que no todos tenemos la suerte de tener una educación privilegiada. Estén atentas a lo que pasa en el mundo, lean mucho, conozcan otras realidades que les permita valorar lo que tienen y se den cuenta de lo mucho que se puede ayudar.

Y para las que somos más estresaditas por naturaleza, les diría que no se preocupen tanto, cuando somos adolescentes a veces sufrimos más de lo que debemos. Todo va a pasar, muy probablemente para mejor y luego todo quedará en el recuerdo como buenos aprendizajes de vida.

Harvard. ¿Era algo que imaginabas cuando saliste del colegio?

Siempre supe que quería estudiar una maestría y soñaba con ir a las mejores universidades, pero la verdad que no imaginé que podría ingresar a Harvard. Llegué a ella conociendo un poco la trayectoria de muchos colegas míos de las mejores universidades del Perú con los que trabajé al iniciar mi carrera. Estudié Economía en la Universidad del Pacífico. Me di cuenta que podía desarrollar el perfil que pedía el programa que me interesaba de Harvard (Master in Public Administration in International Development) y me enfoqué en ello por muchos años.

¿Qué iniciativas han llamado tu atención en el ámbito de la educación?

No estoy en ese ámbito pero hay que conocer el esquema finlandés de educación, siempre están a la vanguardia.  Ahora último han desarrollado un concepto interesante de enseñar “topics” en vez de “subjects”. Es decir, discutir sobre la Unión Europea y lo que implica en vez de ver temas aislados del mismo en historia, economía y geografía; por ejemplo. Se le da importancia a la idea del pensamiento integral y dinámico y al desarrollo de la capacidad crítica del alumno, en vez de ser solo un receptor pasivo de la información.
Algo que a mí me costó mucho en Harvard fue el participar activamente en clase, cuestionar las ideas y tener un pensamiento muy crítico. Alumnos de otros países son muy activos y participan mucho y a mí, y a los peruanos en general, nos costaba mucho más participar. Creo que esto se debe de fomentar más desde el colegio.

Tags :

 

© Colegio Salcantay. Todos los derechos reservados
Av. Pío XII 261, Monterrico-Surco. Lima-Perú
Teléfonos: 4359224 - 4359223 | Email: informes@salcantay.edu.pe
Webmail Salcantay | Diseño web AVRA.pe