Inicio » Sucesos » Destacamos »

JMJ Cracovia 2016

Estoy muy feliz y muy agradecida de haber estado, por segunda vez, en la Jornada Mundial de la Juventud, evento que convoca, cada 4 años, a los jóvenes de todo el mundo a reunirse con el Papa. Este año se realizó en Cracovia (Polonia) donde nació y vivió el Papa Juan Pablo II. Viví esta experiencia con un grupo de amigas de la Universidad de Navarra, partimos en bus de Pamplona hasta Polonia, fueron alrededor de tres noches en bus y estuvimos los cinco días que dura la JMJ.

Fue impresionante ver a más de 2 millones de jóvenes peregrinar por la misma razón que tú, y teniendo las mismas creencias. Personas de diferentes países y culturas unidas, con sombreros, banderas, guitarras, cantando y bailando en las calles de Cracovia. Los polacos nos acogían, España nos cantaba, Argentina y Uruguay nos animaban, México bailaba por las calles de Cracovia, Chile e Italia se entregaban a compartir lo suyo y así todos los países asistentes nos invitaban a unirnos en su alegría. También los sacerdotes, los obispos y el Papa acompañaron la experiencia. “Hagan lío” fue la sentencia del Papa Francisco, que se nos quedó grabada en el corazón.

No solo ves a la gente asistiendo a Misa en diferentes idiomas, desde chino hasta español, sino también a miles de jóvenes que se confiesan en las calles y muchas personas rezando el rosario a la Virgen María con estilos diferentes.

Hay un gran sacrificio que hacen los peregrinos, pero que no lo demuestran a la hora de vivir la JMJ, desde no bañarse hasta dormir en el barro, suena un poco desagradable e incómodo, pero es lo de menos.

Agradezco mucho a Dios, el haber podido estar cerca al Papa y escuchar las palabras que nos decía a los jóvenes: “Jesús nos pide que respondamos a su propuesta de vida, que decidamos cuál es el camino que queremos recorrer para llegar a la verdadera alegría”, esta fue la frase que me marcó.  

Además, tuve la suerte de estar con el Prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría, estoy segura que esa sorpresa me la mandó mi abuela. Me encontraba en la Iglesia de Juan Pablo II rezando, y de pronto atrás mío se encontraba el Padre. Sin dudarlo me acerqué y le dije: “Hola Padre, soy Antonella, nieta de María Chirinos”, inmediatamente me respondió sin pensarlo: “Tu abuela ha hecho mucha gloria en el Perú”. Me quedé muy sorprendida con lo que me había pasado, con la cantidad de gente que puede conocer el Padre, sabía que era peruana cuando en ningún momento se lo había mencionado, por mi abuela claro, a quien había nombrado con unas lindas palabras. Fue sin dudarlo una de las experiencias más lindas de mi vida.

Antonella Lindley Chirinos
Setiembre, 2016

Tags :

 

© Colegio Salcantay. Todos los derechos reservados
Av. Pío XII 261, Monterrico-Surco. Lima-Perú
Teléfonos: 4359224 - 4359223 | Email: informes@salcantay.edu.pe
Webmail Salcantay | Diseño web AVRA.pe